Coaching para salud: ¡Ya puedes participar!

¡Hola querido/a amig@!

antes de todo déjame felicitarte este 2014, que aún no había tenido ocasión de hacerlo y como ya llevamos casi un mes en ello, espero haya empezado de la mejor forma y si no así así, tranquilo/a, solo ha sido el comienzo y va a mejorar seguro, solo tienes que quererlo y visualizarlo 🙂

Perdona la ausencia de este último mes, pero he estado muy entregada terminando un proyecto…pronto te hablaré de ello, está muy relacionado con mi nuevo enfoque profesional, solo adelantarte que estoy MUY CONTENTA con el resultado y ahora a seguir construyendo.

Y tal y como te adelanté en el post del pasado 27 de noviembre, ya estamos listos como Grupo de investigación de Coaching y Salud en Barcelona (GICS BCN), para recibir candidaturas para quien quiere colaborar con nuestro proyecto y a parte permitirnos investigar, llevarse una experiencia seguramente enriquecedora, como lo es un proceso de coaching.

Te recuerdo los 5 puntos esenciales del proyecto para que te vuelvas a situar, aunque te invito a lleer el post publicado el pasado 27 de noviembre donde tendrás más información: “Coaching para salud”.

1. ¿Que es el GICS BCN? El Grupo de investigación Coaching y Salud de Barcelona (GICS BCN) es una comunidad de aprendizaje formada por Coaches avalados y certificados por la mayor asociación de coaching a nivel mundial, ICF (International Coaching Federation), preparados y motivados para profundizar en todo lo relacionado con las creencias vinculadas a la salud.

2. ¿Que te proponemos como GICS? Para ello y debido a nuestro carácter investigador, estamos buscando personas que estén interesadas en hacer un proceso de coaching para trabajar un tema de salud de forma gratuita.

3. ¿En qué consiste un proceso de Coaching para la Salud? El Coaching para la Salud tiene las mismas características que un proceso de coaching ejecutivo o personal, es decir, acompañar a la persona en la consecución de sus retos y propósitos aunque en esta especialidad el proceso de cambio tiene un objetivo relacionado con la salud. El coach acompaña al coachée para que se responsabilice sobre su cuerpo tomando el control de su propia salud y bienestar para conseguir una mejor calidad de vida.

Un proceso de Coaching para la Salud NO sustituye a la atención médica ni su prescripción. So objetivo es complementar y no reemplazar el tratamiento médico.

4. ¿Qué requisitos necesitas cumplir para poder participar como candidato/a?:

a.   Estar diagnosticado con alguna enfermedad o dolencia.

b.   El proceso de coaching se incluirá en la base datos del Grupo de Investigación de Coaching para la Salud (GICS) de la Escuela Europea de Coaching.

5. ¿Qué tienes que hacer si estás interesado/a, tanto tú, como alguien que conoces?

Envíanos un correo electrónico a info-gics@googlegroups.com indicando tu nombre, teléfono y dolencia diagnosticada y en breve se pondrá en contacto contigo un coach del equipo.

Las sesiones de coaching se podrán realizar vía presencial o skype, según la localización geográfica del coach y/o de la persona interesada, así como de las preferencias de ambos.

Pues abrimos el plazo para que te pongas en contacto con nosotros desde ahora mismo, así que confiamos que te guste esta iniciativa y que quieras ayudarnos a crecer en este campo del coaching que es nuevo y que tiene mucho recorrido y mucho que aportar.

Te esperamos.

¡Un abrazo!

Claudiacomo-mejorar-salud

Publicado en vida y salud | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Dar y recibir en estas navidades

Ciao amig@,

Ya estamos a poco menos de una semana de las navidades y a menos de dos de finalizar este 2013…

Para muchos de nosotros suelen ser fechas simbólicas, donde a parte reencontrarse con la familia, con los viejos y nuevos amigos, estar juntos, comer y beber algo más de la cuenta, reírse, entretenerse con juegos de mesa, relajarnos o estresarnos más de la cuenta con comidas que organizar :)…también a algunos nos gusta hacer un balance de lo que ha pasado durante el año, de que estamos satisfechos y de que no tanto, que hemos conseguido y que, en cambio, no ha sido posible o lo hemos dejado a parte…así como al empezar un año nuevo, nos gusta ponernos retos nuevos y encontrar buenos propósitos que nos motiven y que nos saquen de nuestra rutina.

Y si vamos a lo más material de las navidades y de estas fiestas, también es el momento donde pedimos algo, no solo de ser felices, de tener un año igual o mejor del que estamos despidiendo…a veces realmente pedimos algo físico, hacemos una lista de regalos, tal y como los niños a los Reyes o bien a Papa Noel…hacemos PETICIONES, tal y como solemos decir en el lenguaje del coaching…aunque si en el caso de las navidades, hablo más bien de peticiones materiales :).

Justo hace pocos días he escrito una carta a mi Papa Noel o mejor dicho, a mi amigo invisible, diciendo lo que quería para este año…y de simbólico e inmaterial tenía bien poco…Si vale, que sea solo un regalo, que sea algo que realmente quiero, que no sea de gran importe…pero no deja de ser algo material, del cual podría prescindir completamente… 🙂

Hoy me gustaría invitarte no solo a pedir…que de todas formas no a todos nos resulta tan sencillo, también a ofrecer. Y no estoy hablando de mi carta de arriba…:) por si no había quedado claro.

Te propongo un juego: el de las ofertas y de las peticiones…de cara a estas fiestas:

¿Qué me gustaría ofrecer y a quien?

Y, por otro lado: ¿Qué me gustaría pedir y a quien?

Y no vale ofrecer una chaqueta porque me sobra…ni pedir un iphone 5S nuevo porque me hace ilusión como regalo de Papa Noel :)….

Te invito a ofrecer algo que para una determinada persona sea algo muy valioso…piensa en tu familia, en tus amigos, en tus compañeros de trabajo…algo que muchas veces se te haya pedido y que a lo mejor por tiempo, desgana,  no saber como abordar el tema…has dejado de lado, has apartado, has descuidado… o algo que solo te hayan dicho una vez y a que por H o por B no hayas todavía contestado.

…A lo mejor cuando tu madre te pidió de acompañarla a tal sitio, o de llamar a tal persona o bien irla a visitar o de cuando un compañero te pidió ayudarle con una tarea que no sabía como abordar, o de cuando tu hijo/a te pidió sentarte con él/ella y hacer un dibujo juntos o simplemente preparar un pastel, o bien a ofrecer tu perdón a alguien a quien hasta ahora no habías sido capaz de perdonar de verdad…no sé, seguro que tienes más ideas y que no te hará falta la imaginación.

Y tras haber ofrecido algo a alguien muy concreto, te invito también a pedir algo a alguien a quien hasta ahora no hayas podido, aunque te hubiera encantado hacerlo…desde pedirle que te ayude con arreglar tu trastero, o que te acompañe a la visita médica que tanto has retrasado por miedo a algo, a también pedirle perdón por algo que sientes que le debes o bien que te ayude con algo que parece superarte y que gracias a su apoyo, ves más accesible y alcanzable.

¿Qué tal? ¿Tienes alguna idea?

No te pasa que así como desde fuera parece muy fácil aconsejar a alguien a pedir ayuda o a ofrecer la suya, cuando tenemos que hacerlo nosotros mismos las cosas cambian.

A veces nuestro orgullo no nos permite pedir ayuda, aunque vemos que solos no podemos, tenemos miedo a que nos vean como vulnerables (¿lo recuerdas? Hablé de ello hace unos cuantos post)…así como siempre es el señor orgullo que no nos deja ofrecer la mano, dar nuestro brazo a torcer en el caso de perdonar y esperamos que el otro sea el primero que pida o que ceda…

Pues si realmente quieres dar a estas fiestas algún significado especial que vaya más allá de enriquecer las tiendas y los comercios o comer más…todos aspectos que desde luego son más que respetables …y en su medida bonitos y propios de estos momentos…piensa ahora mismo en una OFERTA Y EN UNA PETICIÓN…y no esperes más, ponte en marcha.

¿Los tienes ya?

Te invito a ponerte en acción y a compartirlo con nosotros…

Sé que no para todos estas fiestas son algo especial y que seguramente hay varios a quien le gustaría con una barita mágica pasar directamente del 23 de diciembre al 7 de enero, habiéndose ahorrado cenas, comidas, bebidas, familia, amigos, regalos…otros que además relacionan estas fechas con personas que ya no están y se sienten particularmente tristes…otros que simplemente no sienten nada especial :).

Si te sientes identificado/a en algunas de estas últimas situaciones o en otras, te invito igualmente a ponerte este reto, a ofrecer algo que te haga salir de tu zona de confort, que te suponga un “esfuerzo” hacía alguien que te lo ha pedido expresamente, así como a pedir algo que necesitas, más allá de lo material y que hasta ahora tu orgullo no te ha permitido hacer.

Y ahora si, sin entretenerte más, aprovecho para desearte unas muy felices NAVIDADES, que las celebres tal y como te gusta hacer, para ti y todos los que quieras y un 2014 lleno de…

Allí te invito a completar la frase con una o dos palabras que tengan significado para ti…y te animo a compartirla con Arkobaleno y sus amigos a través de los comentarios.

Empiezo yo…

Deseo que mi 2014 sea lleno de… EQUILIBRIO y DISFRUTE.

¿Y tú que le pides al 2014? Y aquí recuerda que desde la “responsabilidad”…la idea es pedir algo que TU mismo vas a trabajar para conseguir :)… porque no te lo va a traer Papa Noel, ni Baltasar 🙂

 Venga…sigue con la frase: “Deseo que mi 2014 sea lleno de…”

Un bacio y FELICIDADES/AUGURI

post1812

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | Deja un comentario

Qué eliges: ¿Actuar o lamentar?

Ciao amig@!

El otro día me pasaron este post de otro blog que me conectó con un ejercicio que hace ya unos años me propusieron hacer y que en su momento me pareció algo de “mal gusto”, pero luego, con el paso del tiempo y viéndolo bajo otra perspectiva, me pareció  de lo más potente.

El ejercicio era el siguiente: “¿Cuáles son las 27 cosas que te gustaría hacer antes de morir?. Elabora un listado y ponlo en orden de importancia”.

A lo mejor hacer un listado de 27 cosas es un poco exagerado…pero leyendo este post, si pienso que una pregunta que todos deberíamos de plantearnos en un determinado momento de nuestra vida debería de ser: ¿Qué es lo que no me gustaría lamentar en mi lecho de muerte?

Te invito a leer este mismo post, si aún no lo has hecho (te dejo el enlace al final) , así como lo hice yo…y compartir conmigo y con los demás lectores tus pensamientos…puede que coincidas con los pacientes que trató esta enfermera, puede que te surjan otras inquietudes…lo que para mí tiene mucho valor es que el post es un resumen de personas que realmente estaban en un momento muy determinado de su vida y que tras, probablemente, hacer un balance de todo su viaje, habían conseguido extrapolar lo más importante para ellos, aunque fuese ya tarde.

Aquí el ejercicio que te invito a hacer es para mí una gran “oportunidad”…¿Qué quiero decir con esto? …simplemente que: ¿Porqué esperar a estar en una situación tan extrema para hacer balance de nuestras vidas y lamentar algo sobre lo cual probablemente ya no tenemos margen de actuación?; ¿Porqué no buscar un momento antes, cuando aún tenemos todo el tiempo para actuar, en lugar que lamentar?…por esto hablo de oportunidad.

Vamos, por ejemplo, a mirar algunos de las reflexiones que comentaron estas personas con quien interactuó la enfermera…

  1. “Lamentaban no haber vivido sus vidas siendo fieles a ellos y en lugar de esto, vivir según lo que querían los demás”…¿Te suena?…¿Cuántas veces  nuestras tripas, nuestro corazón, nuestro instinto, nuestro cuerpo…nos dice que tenemos que cambiar de rumbo, pero hacerlo no sería lo “convencional”, lo “correcto”, lo “que la sociedad nos dice”, “nuestros padres”, “amigos”, “familiares”…así que allí nos quedamos…con la inquietud de no estar en el lugar correcto, ni ser lo que queremos…pero sin la convicción, ni la fuerza suficiente para dar el paso y ser lo que nuestro interior  nos dice de ser…
  2. “Lamentaban haber trabajado tanto”…parece que en este caso concreto, era más el caso de hombres, pero seguramente porque era un colectivo concreto de una cierta generación, pero estoy convencida que ahora como ahora, este sería un pensamiento común en hombres y mujeres…Yo, por ejemplo, me siento muy identificada con esta reflexión…¿Porqué he trabajado y trabajo tanto? Si claro, para aprender, para satisfacer mis necesidades de autorealización, para crecer como persona, para ser económicamente independiente…etc, todo está muy bien, pero para lograr todo esto y más, ¿Realmente es necesario invertir en todo momento y durante toda la vida tanto tiempo?, seguramente estaremos recortando tiempo a otro aspecto de igual o mayor importancia: por ejemplo, las relaciones familiares, de amistad, etc.
  3. “Lamentaban no haber mantenido el contacto con sus amigos”…es cierto, es algo que a veces puede llevar tiempo y nuestra rutina, las distancias, las obligaciones familiares hacen que sea complejo mantenerlo…pero, y lo bien que uno se siente tras una charla con un buen amigo; el compartir  experiencias buenas o menos buenas…el volverse a encontrar tras tiempo con alguien que pensabas haber perdido y darse cuenta que el tiempo no parece haber pasado y de que sigue el feeling que había en otras épocas de tu vida…al final es cierto que no se podrá mantener el contacto con todos, ni interesa (como comenté en un post sobre la amistad hace algunas semanas)…pero las buenas amistades es importante que te pueden acompañar en todos los momentos de tu vida…
  4. “Lamentaban no haberse permitido ser más felices”…y aquí lo que me gusta es el factor “responsabilidad y elección”…el ser más felices es una cuestión de responsabilidad propia, de tomar cartas en el asunto, de elegir serlo y no de esperar que algo pase o expresar un deseo de felicidad y esperar que se cumpla nuestro sueño…Elige ser feliz…es un gran reto cierto, pero como todo, es proponérselo y estar motivado para alcanzarlo.
  5. Haber expresado nuestra emociones”…¿Cuántas veces nos ha sucedido que pasada una cierta situación, lamentamos no haber dicho algo, no haber sido coherentes con nuestro ser, nuestros sentimientos y haberlo expresado?. Justamente lo que me gusta de esta reflexión y por esto la he dejado para comentarla al final es su conexión con la salud…porque si no somos fieles a lo que sentimos, esta incoherencia mucha veces desemboca en algo que no podemos controlar, como la reacción de nuestro cuerpo, tomando forma de enfermedades…que a veces dan pié a rectificar y a ser reconducidas, pero muchas veces, ya no hay esta suerte…y o bien pueden quedarse en un estado que no vaya a peor, o, pueden empeorar, siendo más complejo volver atrás.
  6. Aquí podríamos añadir muchas más reflexiones, algunas  en esta misma línea más inmaterial, generalista y sin entrar en el detalle…y, otras a lo mejor más materiales y concretas…desde no haber vivido en otro país, o no haber aprendido a tocar un instrumento musical o a no haber visitado un lugar que siempre nos hubiera apetecido ver… o, no haber perdonado a alguien…o no haber dicho que SI o NO a algo…en fin, creo que es un ejercicio muy personal, aunque es cierto que más vamos a lo general y más estoy convencida que por lo menos con 1 de las reflexiones que escuchó esta enfermera coincidiríamos la mayoría…

Sin más, te dejo disfrutar de la lectura, me encantaría conocer tu respuesta a esta pregunta… Qué eliges: ¿Actuar o lamentar?

http://elfeniciodigital.wordpress.com/2013/12/04/enfermera-revela-las-cinco-cosas-que-la-gente-mas-lamenta-en-su-lecho-de-muerte/

Te escucho.

Un beso

post_111213_2

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Feedback: darlo y recibirlo

Ciao amig@!

En este último año que llevamos compartiendo juntos vivencias, proyectos, sueños, experiencias…o por lo menos, yo las voy compartiendo, desde mi camino personal y tú las vas escuchando y leyendo y, por lo que me llega, te hacen pensar, alguna más que otra, conectando cada uno con su realidad…he utilizado varias veces una palabra: la de FEEDBACK.

Como siempre se dan por hechas muchas cosas, como por ejemplo que todos tengamos claro el significado de las palabras y su utilización, pero como coach que soy, debería de saber que cada uno interpretamos las palabras según nuestro filtro y que además según nuestra experiencia, estamos más o menos sensibilizados con cierta terminología…y la palabra feedback, en concreto, a parte de ser inglesa y literalmente querer decir  “retroalimentación”, dentro del contexto coaching tiene un significado aún más específico.

Así que hoy quiero dedicar el post, no tanto a traducir la palabra o deciros lo que significa en coaching, sino más bien al poder que tiene esta herramienta en distintos tipos de situaciones, como podemos darlo a los demás sin ser agresivos y, sobre todo, como recibirlo y aprovecharlo.

Empezamos por el primer punto, simplemente matizando que cuando hablamos de feedback, nos podemos referir tanto a un setting de coaching, así como a una situación jefe-colaborador, o bien a una entre compañeros (en el trabajo, en una escuela, en una universidad, en un curso…), o a otra entre amigos, o a la entre padres y hijos, o bien de hijos a padres. …y así a seguir, en cualquiera situación donde haya más de una persona, que hace o dice algo y otra le da su valoración sobre lo que ha dicho o hecho con el objetivo de aportarle un “más” un “valor añadido” que le haga pensar, que le aporte algo y, por esto, que le retroalimente.

Si se plantea y se vive así podemos empezar a entender porque hablo del gran poder que tiene el feedback. En coaching es una de las herramientas que utilizamos y para mí de las más valiosas, de hecho hablamos de “un regalo” que se ofrece al otro, gracias al cuál damos o recibimos una oportunidad de crecimiento y reflexión.

Ahora bien, para que se viva como tal…¿Qué componentes debería de tener para que se viva como un regalo?

  1. Partimos de que el feedback puede ser positivo o de mejora, o ambas cosas a la vez. Pero lo que en primer lugar debería ser muy importante es que cualquiera de los dos matices que tenga, siempre debería de ser constructivo, hecho para justamente “alimentar”, ofrecer una opinión al otro con la idea de “ayudarle”, hacerle ver algo que a lo mejor no había visto o no tenía claro o sobre que no había reflexionado hasta al momento.
  2. Deberíamos de dar feedback al otro cuando se nos pida, siempre que las circunstancias lo permitan. ¿Qué quiero decir con esto? Recibir según que feedback puede ser una vivencia más o menos impactante, está claro que cuando es positivo, normalmente alegra, aunque hay personas que no están acostumbradas para nada a recibirlo y tampoco saben como gestionar esta experiencia positiva…pero si además es un feedback de mejora, puede que impacte aún más, sobre todo si a la persona le está realmente aportando algo sobre lo cual no había pensado, o reflexionado, aunque de primera no sepa el que exactamente. Por ello, puede ser que no estemos preparados para recibirlo y si alguien, sin que le hayamos pedido nada, nos lo suelta “sin preaviso”, lo que de entrada quiere ser un regalo, se puede trasformar en una “pesadilla” o motivo de malestar y angustia. Por esto digo que es una herramienta genial, sobre todo cuando lo pedimos. Porque hace que estemos predispuestos a escucharlo…aunque esto no quiere decir que luego estemos preparados a aceptar lo que nos digan…de esto hablaré dentro de poco, al comentar si sabemos recibir el feedback que pedimos.
  3. Dejar claro que no hay feedback correcto o incorrecto…el feedback no deja de ser nuestra opinión sobre algo que ha dicho, hecho otra persona….y nosotros no tenemos lógicamente la verdad absoluta sobre nada, así que será simplemente nuestra visión y aportación y puede servir de algo al otro o bien de nada. Pensamos quien nos lo está pidiendo, que tipo de relación tenemos con esta persona, que credibilidad y el poder que puede tener sobre el/ella, tanto en positivo como en menos. Por esto es importante dejar claro que es simplemente nuestra opinión y que se la tiene que tomar como tal…dándole la importancia que el receptor le quiera dar. En coaching utilizamos una expresión que me gusta mucho para explicar este concepto: “El coaching es como las lentejas..si te gustan bien y sino las dejas” 🙂 creo que explica muy claramente el concepto.
  4. Buscamos un lenguaje positivo para darlo, aunque el mensaje que queremos transmitir es algo de mejora y si además podemos empezar dando feedback sobre algún aspecto positivo, esto siempre ayuda a la recepción del mensaje por parte del interlocutor y a su predisposición a recibirla…eso si, que este “positivo” sea cierto y dicho desde la sinceridad, sino no sirve de nada, al contrario, para alejar más. Evitamos un lenguaje agresivo, así como negativo y de “sentencia y juicio”…”No debería de hacer esto y esto….”, “¿Porque has actuado de esta manera?”
  5. A la hora de dar feedback, hablamos siempre desde nuestro sentir, exponiendo a nosotros mismos en primera persona, no generalizando o utilizando la tercera persona…”lo que yo he sentido”, “lo que a mi me ha generado”…etc., así será más personal y además, el otro sabrá que son tus sentimientos y los has vivido tú y esto no es negociable, ni discutible…así que de entrada te escuchará y respetará tu punto de visto, porque es el tuyo, aunque luego pueda o no compartirlo, evidentemente.
  6. Si tenemos la oportunidad de pedirlo (a veces en el trabajo, aunque no lo pedimos, nuestro jefe nos lo dará, pensemos en empresas donde hay sistemas de evaluación del desempeño anual, aquí lo queramos o no, el jefe nos dirá que piensa de nuestro trabajo si o si), elijamos bien a quien: no solo el que nos quiere de manera incondicional y que sabemos nos dirá solo lo buenísimos que somos, también a alguien que sabemos que sabe hacer críticas de forma constructiva, alguien que nos conoce bien y sin ningún interés oculto más allá de darnos su opinión, nos la dará de forma desinteresada, sin buscar nada a cambio y con ánimo de aportarnos algo.

Podría añadir muchos más puntos…pero de entrada, tras mi vivencia y llevando ya unos años dando y recibiendo feedback como profesional de los RRHH, formadora y Coach, esto es lo que hoy me apetece más compartir y destacar…además te invito a extender el listado conmigo, añadiendo más puntos, gracias a tu experiencia personal…

Pero antes de despedirme por hoy, como hablaba al principio del post, quería también reflexionar sobre cómo recibir y aprovechar el coaching.

Si si…porque no se si te ha pasado, que tienes decidido que quieres pedir feedback al otro sobre algo que te importa mucho…”a tu jefe sobre una presentación que acabas de hacer, a tu compañero sobre como has contestado en una reunión, a tu marido sobre como estuviste en un encuentro familiar, a tu coach sobre tu última acción o sentimiento, a tu profesor sobre tu último examen, a tu público sobre tu última actuación en una performance, a tus seguidores sobre tu blog, a unos desconocidos sobre el proyecto profesional que has decidido lanzar, etc.”…en fin, elige el ejemplo con quien más te identifiques…la pregunta es, una vez que has pedido feedback: ¿Realmente, te has preparado para recibirlo? 🙂

… En recursos humanos decimos que al recibir el feedback puede aparecer el “efecto SARA”: “primero sorpresa, luego asombro, seguido por rechazo y finalmente aceptación”…y genial cuando se consigue pasar de un estado a otro, porque a veces nos quedamos en los primeros estadios y nos bloqueamos. Sobre todo cuando el feedback es algo que nos sorprende por completo y no precisamente en el buen sentido.

Por ello, si pedimos feedback, decía que hay que estar preparados para recibirlo…pero de verdad, sabiendo que no va a ser todo “miel” para nuestros paladar  y teniendo claro que si lo que nos dicen, no nos aporta nada…allí se quedará, como las “lentejas si no nos gustan” y si en cambio nos impacta, en positivo o menos, lo reflexionaremos y veremos como “retroalimentarnos” con ello.

Como conclusión podríamos decir que pedir feedback es, en mi opinión, un acto de valientes y que si pensamos no estar preparados o en un momento oportuno para recibirlo, no pasa nada y será mejor dejarlo para más adelante…porque sino su efecto podría ser prejudicial y sería una pena perder el poder de algo que de entrada podría ser muy valioso.

Sinceramente, para cuanto esté entrenada en dar y recibir feedback, a la hora de escucharlo, sobre todo en la situación de que otra persona me lo dé sobre algo que haya dicho o hecho, tras habérselo pedido, sigo sorprendiéndome, tanto con lo bueno así como con lo mejorable y a veces…sobre todo con este último, admito quedarme de primeras: “enfadada” o “desilusionada” o “dándole vueltas y vueltas”…pero eso si, gracias a la experiencia, sé que es justamente cuando me pasa esto, que el feedback ha sido muy valioso y que aunque de primeras me daré un tiempo para digerirlo, luego le daré más vueltas para saber que hacer con él y es muy muy probable que me aporte algo, y no poco:)

Y ahora si…me despido por hoy…sin dejar claro que soy una FAN INCONDICIONAL de esta herramienta, de dar y recibir FEEDBACK, creo que bien utilizada y recibida aporta mucho para el crecimiento de una persona…así que te invito a probarla, si nunca lo has experimentado, tanto como emisor (si os brindan la oportunidad en cualquier contesto) así como receptor y compartirlo con nosotros…y si ya lo has experimentado…a decirnos tus conclusiones y lo que has aprendido tras la experiencia…

Así que aquí estamos, esperando tu feedback 🙂 nunca mejor dicho.

Un abrazo

Claudia

recibir_feedback_coaching_

Publicado en herramientas coaching | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Coaching para la salud: ¿Te interesaría colaborar?

Ciao amig@s,

 Tal y como os adelanté hace ya unos cuantos post, hoy quería hablaros de un tema muy concreto que forma parte y es una de las piezas, para mi muy interesante, que componen el proyecto donde me he embarcado en esta nueva apasionante etapa de mi vida.

Se trata del Grupo de Investigación de Coaching y Salud (GICS) del cual he entrado a formar parte tras realizar el programa de: “Biología del cambio de observador: la nueva medicina del siglo XXI” sobre la cual ya os hablé a finales del mes pasado.

Me interesa hablaros de este grupo en concreto principalmente por dos razones:

 1. Sé que muchos de los que me seguís, me habéis ido preguntando sobre mi nuevo proyecto y como siempre quiero compartir con vosotros como va evolucionando y conocer vuestras opiniones al respecto;

2. Además considero que es interesante para vosotros saber a que se dedica este grupo, que objetivo persigue y como cualquiera, tanto vosotros, como alguien de vuestro entorno más próximo, cumplidos unos ciertos requisitos, podría colaborar con ello, teniendo además un cierto beneficio…de echo me atrevería a decir que vuestra colaboración, sería una oportunidad de aprendizaje para nosotros y un verdadero regalo para vosotros.

Así que sin más misterio os presento el GICS.

Es una comunidad formada principalmente por Coaches certificados por las mejores escuelas de coaching en España y por la ICF (International Coach Federation, la federación más importante y reconocida actualmente a nivel internacional para certificar y dar valor al trabajo de un Coach) que nace con el objetivo de dar continuidad al trabajo empezado en el programa de Biología del Cambio de observador (BCO) o sea, en el área en concreto de Coaching y Salud.

Cuando hablamos del coaching para la salud nos referimos a un coaching con las mismas características que el ejecutivo o personal, del que más veces hemos hablado en mi blog, con la diferencia que en este caso en concreto el proceso de cambio que empieza un cliente tiene como reto, un objetivo relacionado con la salud.

Un coach que se haya formado con el BCO pretende facilitar la toma de conciencia de su cliente sobre todas las creencias que pueden interferir directamente en su salud.

El coach que trabaja la salud quiere acompañar y ayudar a su cliente a que tome responsabilidad sobre su cuerpo, tomando el control de su propia salud y bienestar, para conseguir una mejor calidad de vida.

Dicho esto el GICS quiere ser un verdadero “laboratorio” de investigación para valorar como nuestro entorno influye en nuestro cerebro y cuerpo en general y como nuestras creencias afectan directamente sobre nuestra salud.

Se comparten las experiencias vividas como coaches en nuestros procesos, donde aplicamos una metodología concreta del BCO para enriquecernos entre todas las vivencias, así como entre todas las áreas de salud específicas que lo componen: como alimentación, deporte, neurociencia, piel, embarazo, etc.

Estamos todos conectados a través de una plataforma tecnológica que nos permite compartir información, documentos, lecturas que puedan mejorar nuestra calidad de vida y nuestra salud.

Sin detenerme más sobre que es el GICS, enlazo el que es este grupo, con mi proyecto profesional y con la posibilidad de cualquiera de vosotros, siempre que tenga ciertos requisitos, de colaborar, trayendo beneficio de ello.

Hasta al momento el GICS estaba presente fisícamente solo en Madrid dado que el programa se había realizado hasta la fecha allí, pero tras el grupo que formamos en nuestra promoción en octubre pasado y otra que había habido precedentemente en Barcelona, hemos decidido crear un grupo con vida propia en Barcelona, en constante contacto con Madrid, pero con una declaración de objetivos propios…y ahora estamos justamente en esta  bonita y enriquecedora fase de creación.

Entre nuestros objetivos, dejarme compartir uno de los más significativos, para que entendáis el alcance y la importancia que tiene para nosotros el trabajo que hemos empezado: Crear un grupo de referencia en Barcelona de Coaching para la Salud…¿Se dice fácil, eh? y en esto estamos y para lograrlo, sería genial contar con vosotros.

¿Cómo?

Queremos seguir investigando sobre esta nueva disciplina del coaching: es algo muy importante si queremos darle una sólida base científica, así que estamos buscando personas interesadas en realizar un proceso de coaching y salud, de momento de forma gratuita.

Por ello hay que tener solo 2 requisitos:

1.   Estar diagnosticado con alguna enfermedad o dolencia.

2.   Dar permiso para que el proceso de coaching una vez termine se incluya en la base datos del GICS de forma anónima.

También es importante subrayar que en ningún momento un proceso de coaching y salud quiere sustituir la atención médica y su prescripción/tratamiento, el objetivo del GICS es del todo complementario con el conocimiento médico.

¿Cómo lo ves?

No se si desear que te apetezca ayudarnos y colaborar…porque querrá decir que tienes alguna dolencia que quieres trabajar…pero, en el fondo, quien más, quien menos, muchos tenemos alguna enfermedad que nos afecta desde hace tiempo…estamos hablando lógicamente de algo crónico, no un dolor de garganta puntual…

Así que te dejo pensarlo, compartir la idea con quien consideres oportuno de tu entorno y tras las navidades te informaré sobre como puedes formalizar tu interés en participar en este bonito proyecto de desarrollo, tanto tú, como la persona que consideres le pueda interesar.

De entrada no te puedo asegurar que a cada persona se le pueda asignar un coach, dependerá del número de solicitudes que recibamos, dado que de momento en el grupo no somos muchos y siendo una actividad que realizaremos de entrada con un mero fin de aprendizaje, todos los compaginaremos con nuestras vidas personales y profesionales, pero a todos los que nos contacten si le daremos una respuesta.

A cada coachée se le informará de todo el proceso, su protocolo y todo lo que se considere conveniente que sepa, así como contestar a sus preguntas.

Y mientras lo valoras…aquí te dejo con algunos fragmentos del libro de Bruce Lipton: La Biología de la creencia”… ¿Lo has leído? …verás que tiene mucho que ver con los objetivos de nuestro grupo…y si te llaman la atención, te animo a leer todo el libro…

 …Os invito a compartir con Arkobaleno y con sus lectores que opináis de estos fragmentos…

un beso

FRAGMENTOS DEL LIBRO: LA BIOLOGIA DE LA CREENCIA (B. LIPTON)

“Los científicos que siguen a Darwin están cometiendo los mismos errores que él. Su problema es que subestiman al medio ambiente y le han dado más importancia a la determinación genética, es decir, a la creencia de que los genes controlan la biología humana. Esta falsa creencia no sólo ha causado que el dinero para las investigaciones se invierta más en ese campo equivocado sino que también ha cambiado la forma en que nosotros pensamos acerca de nuestras propias vidas. Cuando tú crees que los genes controlan tu vida tienes una excusa para considerarte víctima de tu propia herencia. ¿No crees?”

“ Hay enfermedades que sí son causadas por un gen, pero los malestares humanos producidos por un solo gen, equivalen a menos del dos por ciento de las que sufre la población mundial. La mayoría de la gente viene a este mundo con genes que deberían permitirles vivir una vida feliz y saludable. Las dolencias más comunes actualmente como la diabetes, la enfermedad del corazón y el cáncer no son el resultado de un solo gen sino de la interacción entre múltiples genes y sobre todo de los factores medio ambientales”.

“ La confusión viene cuando constantemente los medios de comunicación y la gente en general confunden el significado de dos conceptos diferentes: correlación y relación causa-efecto. Correlación significa que una “cosa” está ligada a una enfermedad determinada, mientras que una relación causa-efecto implica que esa misma “cosa” controla directamente la enfermedad. Por eso se ha pensado que la mayoría de las enfermedades tienen una causa genética [hereditaria] y que por tanto no podemos hacer nada para defendernos de ellas o para curarnos; las personas viven en un constante miedo esperando el día en que sus genes actúen contra ellos y se enfermen mortalmente. El cáncer es un buen ejemplo”

“ La idea de que los genes controlan la biología humana es una suposición que NUNCA ha sido probada, por el contrario, ha sido rebatida por las últimas investigaciones epigenéticas. El control genético se ha convertido en una metáfora de la sociedad, queremos creer que los ingenieros genetistas son los nuevos “magos” médicos que pueden curar enfermedades y también lograrán crear nuevos Einstein y Mozart para la humanidad. Pero una metáfora no es una verdad científica, allí está el problema estructural”

“Los organismos vivos se distinguen de los no-vivos porque se pueden mover; son animados. Entender la naturaleza de la vida debe pasar por entender primero cómo las proteínas terminan generando movimiento a la célula; el secreto de su movimiento está también en las cargas electromagnéticas de las proteínas que son las responsables del movimiento-comportamiento generado, no el ADN como se ha pensado hasta ahora. En el cromosoma, el ADN forma el núcleo, y las proteínas cubren el ADN como una funda. Cuando los genes están cubiertos por esta funda de proteínas, su información NO puede ser leída. Esto indica que la presencia o ausencia de dicha funda protéica es la que realmente CONTROLA la actividad de los genes, y las proteínas están a su vez controladas por las señales del medio ambiente. Somos entonces más dependientes del medio ambiente que de los genes, eso pone al medio ambiente en PRIMER LUGAR de importancia. Con la ayuda de las nuevas ciencias y sus avances hemos pasado de una teoría que le daba primacia a los genes a un nueva que se la da -y dará cada vez más- al medio ambiente”.

“ El proyecto del genoma humano ha encontrado resultados sorprendentes, se pensaba que a cada proteína le correspondía un gen por lo que esperaban que el genoma estuviera compuesto por 120.000 genes y encontraron que sólo consistía en aproximadamente 25.000. ¡Más del 80% del ADN que esperaban los científicos NO existe! El concepto una proteína-un gen era la piedra angular del determinismo genético durante mucho tiempo y se ha descubierto que es una hipótesis falsa. El proyecto genoma humano ha logrado poner sobre la mesa de discusión que la evolución de las especies desde las más simples hasta el humano no se logró usando más genes, sino a través de la interrelación genética entre organismos [entre especies]. Ya no se pueden usar los genes para explicar por qué los humanos estamos en el tope de la cadena evolutiva ni tampoco para explicar por qué nos enfermamos, cómo nos comportamos, etc.”

grupoGics_2

Publicado en vida y salud | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

¿Qué valor le das tu a la amistad?

Ciao amig@,

Hoy me apetece mucho hablar sobre algo tan sencillo, básico y vital, por lo menos para mí, como: LA AMISTAD.

Con el paso del tiempo me he dado cuenta, y cada día consigo apreciarlo  más, que es realmente un valor para mí, algo que llena mi vida, que me ha acompañado desde que tengo memoria y que sigue haciéndolo en todas y cada una de las etapas de mi vida.

En un año que tiene mi blog y de compartir contigo tantos pensamientos, intereses, ilusiones y sueños…no se como aún no me había parado a reflexionar sobre ella…a lo mejor porque es un argumento ya muy hablado y trabajado, sobre el cual seguramente cada uno tenemos nuestra opinión…pero en el fondo todo lo de que hablamos, más o menos, forma parte de nuestro día a día…así que creo que es un capítulo que como todos los demás merece su mención especial…y puede, más que otros.

El hecho que haya decidido hacerlo hoy como siempre no es casualidad…como sabes he empezado una nueva etapa y como cada cambio, pueden entrar y salir personas en tu vida…y es lo que me está pasando y estoy viviendo durante estos últimos meses.

Si voy atrás y echo un vistazo a mi pasado…empiezo a recordar mis amistades desde que tenía unos 4-5 años…todo rodeaba alrededor del juego, se compartían juguetes, o, mejor dicho, se enseñaban juguetes a los demás y lo que se quería era la muñeca o la bicicleta del otro/a y que para nada al mundo nos cogiesen los nuestros…este sentido de la propiedad que evidentemente desarrollamos desde la más tierna edad 🙂

Poco a poco que el tiempo ha ido pasando, he ido cambiando de colegio… de casa y esto seguramente ha influido sobre mi circulo de amistades.

A 8-9 años probablemente aún no se han creado enlaces muy profundos con nuestros amigos, aún no tenemos una identidad y personalidad consolidadas, unos gustos muy definidos y esto hace que a no rozarte durante el día a día, si ya nos pasa como adultos, aún más de pequeños, sea difícil mantener la relación…además si a esto le añadimos que cuando tenía yo 8-9 años no existían ni móviles, ni email, ni mucho menos whatapps…normalmente empezabas con papel y bolígrafo una bonita correspondencia, pero era raro que durase más de un tiempo y encontrabas nuevas amistades que de alguna forma, te alejaban de las anteriores, para cuanto intensas estas habían sido.

Hasta que llegaba la adolescencia y con ella la búsqueda de una identidad más definida y que te empujaba a acercarte a alguien que si compartía tus mismos gustos: de música, de intereses, de carácter y llegaba el época donde pasabas de tener muchos amigos a entregarte en cuerpo y en alma a uno, dos, un circulo mucho más reducido…probablemente alguien de tu mismo colegio, de tu clase o un vecino…fuera la que fuera la relación que te unía a él o a ella, se creaba algo especial, se generaba casi un “enamoramiento” donde cualquier pensamiento, emoción, aspecto más profundo, así como más superficial, considerabas solo que tu mejor amigo o amiga los entendería.

Probablemente aquí os estoy hablando desde el punto de vista más femenino, como chica, pero por lo que recuerdo y he hablado muchas veces con amigos del sexo opuesto, nos pasaba a todos algo muy parecido.

Hasta que nuevamente se presentaban nuevos cambios, a lo mejor de escuela o, más probablemente, la elección de que hacer tras terminar los estudios obligatorios, cuando se decidía se escoger una carrera u otra…aquí otra vez el destino hacía que te alejases de tus antiguas amistades y que se te abriese un mundo nuevo, aún más grande, lleno de posibilidades y caminos para escoger.

Aquí ya nuestra personalidad empezaba a estar más definida y nuestra mayor edad y autonomía nos hacía del todo responsables de guardar antiguas amistades, sin perder la posibilidad de construir nuevas.

A todo esto se sumaba que empezabas a tener que dividirte entre amigos y posibles parejas y aquí la cosa se complicaba un poco…se podían generar posibles celos por todas partes: de los amigos hacía la pareja, o al revés, así como siempre, tenías que pagar el precio para crecer…tenías que empezar a priorizar, a tomar decisiones, etc.

Y tras todo esto finalmente te podías encontrar frente al día que decidías salir de la casa de tus padres, dejar la ciudad donde habías crecido, o, aún más lejos, tu país de origen y empezar una vida y unas relaciones, completamente nuevas.

Aquí por suerte, llegado a este momento, la tecnología en mi caso ya había avanzado y entre email, móviles y chat varios, las distancias se habías acortando…pero no nos vamos a engañar, el dicho “el roce hace el cariño” es para mí uno de los más ciertos que hayan nunca inventado…y sobre todo el día a día y como lo llenas, lo que te gusta, los círculos donde te mueves, influyen realmente en tu grupo de amistades.

Y otra vez, cuando empiezas a trabajar incorporas nuevas amistades a tu vida, si tienes pareja, tus amigos pasan a ser los tuyos y/o al revés…a lo mejor siempre hay uno de los dos que tiende a dar más importancia a las amistades que el otro, así que uno de los dos cede y se aleja más de su circulo, para entrar más en el del otro o, ninguno de los dos, las quieren perder, así que habrá que repartirse o dejarse unos espacio privado donde no tiene porque participar la pareja…

Y cambias de trabajo o empiezas un curso y vuelves a tener la posibilidad de incorporar nuevas personas a tu vida…y así sigue la rueda, más te expones a situaciones nuevas, a cambios, a vivencias distintas, mayor es la posibilidad de generar amistades nuevas, así como perder anteriores o, mantenerlas y desarrollar aún más tu circulo …a veces segmentándolo según los intereses.

Así, por ejemplo,  te encuentras a quedar con tus ex compañeros de la empresa anterior, con tu grupo del Master que hiciste hace unos años, con los de otra especialización que hiciste en otro momento, con los compañeros de la facultad, con los del instituto, con los de los veranos…etc etc.

¿Es realmente posible compaginar todas y cada una de estas amistades?

Como siempre depende de lo que queremos…estos últimos meses he llegado a ciertas conclusiones que para terminar me gustaría compartir contigo y así conocer las tuyas.

  1. La amistad para mí ha sido, es y siempre será uno de los valores más importantes en mi vida.
  2. Le he dedicado y le seguiré dedicando mucho tiempo porque es algo que tengo claro que hay que cultivar…Me aporta cariño, alegría, consuelo, empatía, energía, crecimiento personal y profesional, seguridad, crítica….y mucho más que todo esto.
  3. No me interesa y creo que es muy difícil mantener todos mis círculos de amistades al mismo tiempo y con la misma intensidad y además, nadie me ha ordenado que lo tenga que hacer:) En todos estos años me atrevería a decir que he sufrido mucho más por amistad que no por amor, quería estar siempre al 100% con todos mis amigos, y mantener los anteriores, así como nutrirme de lo que me aportaban personas nuevas…pero tras los años, una madurez distinta y la experiencia me doy cuenta cada vez más que en realidad a parte ser complejo, a lo mejor no es lo que me interesa…porque así como yo he cambiado, los otros también y cosas que te unían muchísimo en un determinado momento de tu vida, puede que ahora ya no lo hagan…y ¿Qué hay de malo en todo esto? Sencillamente NADA.
  4. No quiero judgar a mis amigos…porque todos y cada uno en un determinado momento me han aportado algo, han entrado en mi vida por alguna razón y a lo mejor han salido por alguna otra. Cuando alguien desaparecía, tendía a juzgarlo “Ves, ya no me necesita…ya no me quiere pedir nada…lo nuestro solo era algo profesional, provisional…” y todo esto no me aportaba nada más que rencor, rabia, sufrimiento…Lo admito, a veces aún ahora me sigue pasando, y sobre todo por esto, está esta reflexión de hoy , no quiero que siga pasándome.  La gente entra y sale de tu vida y he decidido quedarme con todo lo bueno que me ha aportado cuando estuvo presente en ella, porque seguro que ha sido mucho y si en un momento dado hemos decidido alejarnos o uno de los dos lo ha hecho, a lo mejor no hay que darle más vueltas…recordar lo bonito que ha sido y dejar las puertas abiertas para que en un futuro quien sabe, volvamos a encontrarnos o no.
  5. Me considero una persona muy afortunada porque siempre he tenido y ahora mismo también lo puedo afirmar porque así lo siento, amig@s fantásticos a mi alrededor, que a pesar de las grandes distancias geográficas, de pensamiento, a veces de valores y opiniones, siempre han estado allí apoyándome y la vida no para de sorprenderme dejando entrar personas increíbles en mi vida que cada día me aportan mucho.
  6. También es cierto, que en un determinado momento alguien que tanto te daba, de repente se vuelve menos presente, se aleja, sientes al dejarlo cuando te encuentras con él/ella, que el “aurea” que te ha trasmitido no está exactamente en tu misma onda…pues, no pasa nada en decidir alejarte un tiempo, o para siempre..quien sabe…¿Para que prolongar algo que no aporta bienestar tanto a uno como a otro? Mejor quedarse con todo lo bueno, con su recuerdos y con sus enseñanzas.

Podría seguir con más reflexiones…pero como de costumbre es un tema que generará bastante debate y opiniones y me apetece escucharte, eso sin, sin antes haber dado las GRACIAS a todos y cada uno de mis amig@s, no los voy a poder nombrar porque seguramente en 37 años de edad, 3 países donde he vivido, 9 ciudades, tantos colegios, escuelas, trabajos, actividades…me dejaría a muchos, aunque los que realmente han marcado mi vida, por suerte, siguen allí y se que saben quien son, hablaremos y nos veremos más o menos a menudo, pero están en mi corazón y yo en el de ellos…

Gracias para haber estado y estar allí cuando os he necesitado o simplemente para compartir lo bueno y lo menos, Gracias por vuestro apoyo incondicional, Gracias por vuestras broncas, vuestros consejos o simplemente por escucharme…GRACIAS POR SER LO QUE SOIS Y POR QUERERME TAL Y COMO SOY, que no es fácil 🙂

Vi voglio bene. Os quiero. Je vous aime. I love you.

Claudia

amistad

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | 2 comentarios

Especial La Vanguardia del 14 de noviembre de 2013

Ciao!

hoy he tenido una bonita sorpresa…y me hace mucha ilusión compartirla con tod@s vosotros.

Hace poco me entrevistaron por un especial de La Vanguardia sobre “la celiaquía y las fiestas de navidad”…como algunos sabéis llevo ya varios años realizando una dieta totalmente libre de gluten y allí os dejo con el resultado de ello.

Ha salido en la edición de hoy, 14 de noviembre, por si alguien lo quisiese leer mejor, e introduce algo sobre el nuevo proyecto profesional en qué me estoy embarcando como Promotora de Salud y que estoy compaginando con mi actual trabajo como Coach, Formadora y Consultora experta en Talento y en RRHH.

Un gran beso y por si alguien quisiese más información a respecto, que no dude en contactarme a través de mi correo personal o teléfono.

A presto!

Claudia

la_vanguardia

Publicado en vida y salud | Etiquetado , , , , | 2 comentarios