Thinking Big!

¡Hola!

Hoy me he despertado con ganas de volver a compartir y ipso facto, aquí estoy, mientras voy de camino a Valencia para un viaje de negocios con mi familia.

No que en estos dos meses de silencio no haya tenido ganas de escribir, pero he querido tomarme una pausa, debido a algo increíble y maravilloso que he podido volver a vivir: el nacimiento de mi segundo hijo, Luca, que el pasado 10 de marzo entró en nuestras vidas como un regalo tan único y especial, así como lo hizo hace 6 años su hermanita Martina y qué regalo…lo más preciado, sin duda alguna.

Así que tras unos pocos meses de toma de contacto con la nueva realidad que conlleva la llegada de un nuevo miembro en la familia, diría que ya hemos logrado establecer una cierta rutina y sobre todo, todos, nos estamos conociendo otra vez, dado que 3+1 es cierto que suma 4, pero permíteme decir, que no es algo tan matemático.

Con la entrada de alguien nuevo en un sistema que ya existe, cada uno se enfronta a una parte de él mismo y de los otros que no conocía y aunque al principio no sea fácil para nadie, si se consigue encontrar el justo equilibrio y hay una muy buena comunicación y un gran trabajo de equipo, es sencillamente fabuloso, a pesar del cansancio y de alguna que otra noche durmiendo poco. Para que negarlo 🙂

Pero de todo esto y más, ya hablaré en algún que otro post…y no solo en uno…porque hay mucho que contar y reflexionar sobre ello.

Así que esta semana, tras volver a trabajar y a ver como a pesar de las ojeras, uno puede con todo y además con buenos resultados e ilusión, me apetece mucho reflexionar nuevamente juntos.

Y por ello quiero compartir con vosotros un video que justamente utilicé estos días con mis alumnos en una de mis clase y que una amiga y muy buena profesional, Mari Carmen, me pasó hace un tiempo.

Allí os lo dejo ver…son menos de 2 minutos…y es cierto, será que últimamente veo mucho niño y bebé, este tiene justamente como protagonista un niño…como siempre, no creo en las casualidades :), pero a parte de ser tierno y provocarme una cierta emoción al mirarlo…seguramente bajo la influencia aún de las hormonas post parto J, como comenté con mis alumnos, tiene un gran mensaje detrás.

https://www.youtube.com/watch?v=MItYnuzq4Xw

¿Lo has visto?

Permíteme preguntarte:

 ¿Cuál es el objetivo de este niño?

¿Qué hace para conseguirlo?

¿Qué medios utiliza?

¿Qué resultados obtiene?

El protagonista del video, que no tendrá más que 7-8 años, quiere algo, que va más allá de tener un hermanito…¿Qué es?… y una vez que tiene el objetivo claro, construye una verdadera estrategia, definiendo cada paso que tiene que dar para lograr lo que quiere, cada detalle, por pequeño que sea, es importante para que su sueño se materialice…y allá tu, pone en marcha su plan y 9 meses después…¡SORPRESA! Su estrategia ha funcionado…

¿Qué mensaje te transmite?

Es cierto, este video no deja de ser un anuncio publicitario que lo que quiere es persuadir, impactar, con una cierta dosis de exageración…pero fuera de esto, queda muy claro que una vez que nos marcamos una meta, un objetivo bien grande, algo que nos ilusione, si lo planificamos bien, utilizamos todos nuestros recursos, sabemos jugar con cada uno de ellos y, además, tenemos la paciencia de esperar a ver los resultados, este llega y la satisfacción más grande con ello.

Así que saliendo del ejemplo del video en sí…

¿Cuántas veces queremos alcanzar algo y nos lanzamos a por ello sin haber pensado antes a todas sus consecuencias, a como conseguirlo, a los recursos que tenemos para lograrlo?

Y finalmente como no lo alcanzamos, nos frustramos, pensando que no somos “capaces de”…y en realidad, si que lo somos, más faltaría, simplemente no nos hemos parado a pensar en “el como”.

O bien y peor… ¿Cuantas veces actuamos en nuestras vidas sin saber para que estamos haciendo algo?

No teniendo en cuenta si lo que estamos haciendo realmente queremos hacerlo y si forma parte de algo mucho más grande que nos mueve, que queremos… algún sueño o objetivo que de sentido a nuestra existencia.

Seguro que cuando éramos niños, como el del anuncio, teníamos grandes sueños, PENSABAMOS A LO GRANDE, y no teníamos miedo a nada…¿Qué ha pasado con los años?

Pues lo de siempre, nuestras creencias se han hecho más fuertes y probablemente se han apoderado de nuestra fuerza e ilusión por pensar a lo grande y transformar nuestros sueños en realidad…

Hoy os quiero invitar a pensar a LO GRANDE, THINKING BIG, en algo que os apetecería mucho hacer y que de momento os ha dado respecto empezar o bien habéis considerado que nunca era el momento…pensar en que medios tenéis para lograrlo, definir vuestra estrategia, imaginar como os sentiréis si lo alcanzáis…

No tiene porque ser algo exagerado…puede ser “el viaje que nunca os habéis atrevido a organizar”, o “estudiar la carrera que siempre habéis querido pero por circunstancias no había podido ser”, o “empezar a practicar el deporte que siempre os había gustad” o simplemente: “montar vuestro propio blog “:)…y a por ello.

¿Lo tenéis?

Estoy deseando que vayáis a por ello y que compartáis vuestras experiencias con Arkobaleno…

un besazo y hasta pronto.

Claudia

pensando-en-grande

Vídeo | Esta entrada fue publicada en herramientas coaching, Reflexiones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s